Trotec y el medio ambiente

Somos responsables.

El grupo Trodat –y por ende Trotec– están desde sus principios muy preocupados por el impacto ambiental de nuestra actividad, así como por el desarrollo sostenible de nuestro negocio y el de nuestros clientes.

Ya en el año 1993, en tiempos en los que nadie hablaba del Protocolo de Kyoto y las estrictas leyes austríacas sobre el medio ambiente no estaban al nivel actual, el grupo Trodat tomó medidas para hacer un mejor aprovechamiento de la energía.

En todo el proceso de generación de valores, ponemos gran atención al empleo eficaz de la energía y la cuidadosa manipulación de las materias primas. Por medio de nuestra técnica láser y la más moderna tecnología en filtros, estamos en condiciones de ofrecer a nuestros clientes sistemas láser que les ayuden en su producción, que a la vez protegen el medio ambiente y que permiten, sin usar productos químicos, el grabado láser y corte o marcado de materiales con láser.

Desde el año 2008, estamos certificados según la norma EN ISO14001:2004.

Materias primas puras

  • Supresión total del uso de sustancias como zinc, cadmio, plomo y PVC
  • Permanente control de proveedores para cumpliar con las certificaciones de medio ambiente y calidad ISO

Evitando el uso de estas y otras sustancias químicas conseguimos reducir significativamente nuestro impacto ambiental.

Ahorro de energía empleada

  • Ahorrativo manejo de la energía y las materias primas
  • 62% de la demanda energética proviene de energías renovables
  • Reducción de desechos
  • Reutilización de embalajes

Producción responsable

  • Utilización de procedimientos de producción de manera rentable y cuidosa
  • Minimización de desechos de producción
  • Toda la producción está completamente exenta de aguas residuales

Menos CO₂

  • Ahorro de CO₂ al pasar de aceite combustible a gas natural
  • Minimización del uso del transporte aéreo

Green Building

Edificio verde

El edificio de las oficinas centrales de Trotec en Austria es autosostenible en lo que respecta a la energía necesaria para calefacción, refrigeración y ventilación.

El edificio de las oficinas centrales de Trotec en Austria es autosostenible en lo que respecta a la energía necesaria para calefacción, refrigeración y ventilación.