businesscard card leather engraved

Elegante tarjetero de cuero personalizado con láser

Elegante portatarjetas de cuero personalizado


Preparation

Material necesario:

  • Cuero (aprox. 2 mm de espesor)
  • Cinta adhesiva

Máquina usada:

  • Speedy 100
  • 25 vatios con lente de 1,5"
  • Mesa de corte tipo panal de abeja

Paso a Paso

Paso 1: Importar / Crear diseño

Diseñe su propio tarjetero o importe uno de nuestros tres diseños a su programa gráfico y adáptelo según sus necesidades o gustos. Los tres diseños previstos difieren en términos de forma, técnica de plegado y diseño del grabado.


Paso 2: Procesamiento con láser

Envíe su diseño a la máquina láser mediante el comando de "Imprimir" de su programa de diseño.

Parámetros láser:

  • Grabado (negro): potencia 80 %, velocidad 50%, 500 dpi, 2 pasadas, aire asistido "on"
  • Puntaje (rojo): potencia 20 %, velocidad 2%, 2000 Hz, 2 pasadas, aire asistido "on", offset z 2 mm
  • Corte (azul): potencia 35 %, velocidad 0,7%, 1000 Hz, aire asistido "on"
  • Corte (verde): potencia 66 %, velocidad 1,8%, 1000 Hz, aire asistido "on"

Consejo:

Si usa la configuración del offset Z, el rayo láser se desenfoca y las líneas de corte aparecen más gruesas que trabajando en foco (con el offset en "0")


Paso 3: Post-procesamiento

Como se puede ver en el gráfico, cortamos pequeños agujeros con un diámetro de 1 mm a lo largo de los bordes exteriores en dos de los tres diseños. Esto le permite terminar rápidamente los portatarjetas. Simplemente use un hilo más grueso, resistente al desgarro, y comience a coser (sin tener que perforar los orificios en el cuero).

Limpieza:

El cuero es un producto natural que tiende a quemarse durante el grabado o el corte y produce un olor particular. Además, los bordes pueden volverse oscuros y manchar. Muchos tipos de cuero se pueden limpiar fácilmente. Sin embargo, es importante probar el método de limpieza en un un área pequeña, para comprobar que no se ensucia más o se daña el material. En primer lugar, trate de quitar los residuos de humo con un paño seco. Si todavía hay residuos, el cuero se puede limpiar con un paño húmedo o con un limpiador a base de alcohol.